Tipo de cambio:

Compra: 3.375

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 7

de diciembre de 2019

MARIE. INTÉRPRETE

“Ya no hay tantas barreras entre artistas”

Peruana vuelve a romper esquemas con sencillo en colaboración con artistas urbanos.

11/8/2019


Cecilia Fernández Siivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Heredera de un talento y una voz que la pueden llevar a donde se lo proponga, Marie es de las jóvenes voces peruanas  que buscan romper esquemas en lo que a música se refiere. Con personalidad y segura de lo que hace, Marie se amamantó de música desde que nació. Hija de Fallo Muñoz, la artista respiró arte. Ella presenta hoy su nuevo sencillo, con el que busca innovar en la escena.    

–¿Qué nos presentas en esta etapa?

–Este tema clasifica como un moombahton, subgénero de la música electrónica que fusiona principalmente la música house con elementos del reguetón, a la cual se le han añadido sonidos de cumbia. Lo he titulado ‘Traguito de más’ para darle un toque más lúdico. Es un tema en colaboración con DJ Towa y el cantante urbano Yamal.

–¿Qué factor que te diferencia de otras propuestas femeninas nacionales?

–Mi personalidad. Todas tenemos un producto diferente y cada una es distinta en el escenario. Yo diría que Marie es versátil, no sigue una tendencia específica. Es irreverente y no tiene miedo de decir o hacer lo que piensa. Marie juega con la dualidad. Puede ser muy dulce o sexy, pero también puede mostrarse fuerte y poderosa.

–¿Y cómo ves la escena musical peruana respecto a su crecimiento?

–Creo que la escena local, en general, va creciendo de a pocos, pero aún así avanza. Me hace muy feliz ver que hay tantas representantes mujeres en la música, cada día más fuertes y más profesionales. Sonando en la radio, girando por todo el Perú y también en el mundo. Creo que es positivo porque no solo abre puertas a un mayor movimiento local, sino que también inspira a muchas niñas o jóvenes que sueñan con ser artistas y ya lo ven como algo posible.

–¿Creciste con una influencia familiar de arte, quizá muchos esperaban que continuaras un legado?

–Justamente, porque ya era bastante tradicional para mí la idea de ser lo mismo que son tus papás [músicos] quise abrirme camino sola y hacer algo que me represente solo a mí, no a ellos. Crecí escuchando de todo; de hecho, mi papá ha sido una gran influencia y me ha enseñado mucho sobre el jazz, el soul, la música criolla y más, pero algo que yo descubrí sola fue el mundo del pop, y por eso decidí irme por ese lado, lo que identificaba como más mío. Jamás pensé estar en la orquesta y aunque me encanta y admiro lo que hacen [mis papás] siempre me gustó la idea de no solo cantar, sino también de crear mis canciones.

–Y en esta escena actual, ¿cuáles son los retos que enfrentan los artistas?

–Creo que los músicos independientes estamos expuestos a muchos retos en general: informalidad, estafas, malos tratos o la clásica de “queremos contar contigo para un show, pero no tenemos presupuesto para pagarte. Si quieres podemos hacerte publicidad a cambio”, ja, ja, ja.

–¿Y las mujeres?

–Si se trata de hablar de los retos a los que específicamente las mujeres estamos expuestas, diría que, definitivamente, el terrible estereotipo. Esperan que una artista femenina se vea de una sola manera, hable siempre de los mismos temas, que sea sexy, pero tímida para hablar sobre sexo en su música. Flaca pero no tan flaca. Todo eso para mí destruye y es el reto más grande de dedicarme a esto.

–¿Crees que la escena musical cada vez crece y se fortalece?

–Esto se debe a que nosotros pertenecemos a una generación mucho más unida que las anteriores, nos apoyamos en todo, colaboramos musicalmente, promocionamos a nuestros colegas. Esta es mi parte favorita de la música actual. Ya no hay tanto prejuicio o barreras musicales, al menos, entre artistas, tenemos ganas de juntarnos, y eso es positivo. Las plataformas musicales también han ayudado a dar a conocer y difundir nuestro trabajo, así como conocer el de otros artistas independientes, sin necesidad de sonar en la radio o medios tradicionales.