Tipo de cambio:

Compra: 3.375

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 7

de diciembre de 2019

LOS JUEGOS DEL ABUELO

Mario Aragón y el paraíso olvidado

Los juegos infantiles, al mutar con el tiempo, nos dejaron la nostalgia del recuerdo, especialmente porque los disfrutamos con otros niños y su magia fue muy distinta a los juegos de internet, que han creado mundos individualistas y un lenguaje cargado de violencia.

17/11/2019


Luz María Crevoisier

Periodista

Mario Aragón Urquiza (Callao/ 1975), es un escritor enamorado del pasado y de esos tiempos ha decidido rescatar aquello que fue vital para muchas generaciones. En su “racconto” no podían faltar los juegos infantiles, muchos de los cuales pudo disfrutar y que han sobrevivido pese a los cambios y a la invasión de los juegos electrónicos.

“Este proyecto lo tuve presente desde hace casi diez años. Nació cuando visité el Centro del Adulto Mayor del Callao porque me enteré de que había un concurso de trompo para los socios de esta institución. Como lo hicieron en la calle, los alumnos del colegio América formaron una ronda para contemplar extasiados algo desconocido para ellos. Así nació la idea de escribir para rescatar los juegos de nuestros padres y abuelos”.

“Pertenecemos a la era tecnológica, es cierto, pero no dejamos de ser seres humanos, somos niños que queremos jugar con otros niños, saltar y correr, ver un árbol de verdad, nubes reales, estrellas exactas y no en la pantalla ni en la ciencia ficción”.

“Mi intención al editar ‘Manual del niño feliz’, con el subtítulo de ‘Los juegos del abuelo’, es buscar la unificación de las generaciones mayores con los niños, que los padres vuelvan a jugar con sus hijos y en los colegios se promuevan estas actividades para rescatar aquella inocencia hoy tan venida a menos y, sobre todo, aquel sano compañerismo del pasado”.

Otros tiempos

“Nos reunimos con instituciones educativas y conversamos con padres de familia. Todos coinciden en la importancia de resucitar muchos de los juegos de otros tiempos”.

Los escritores han sabido recrear el juego del trompo o zumbayllu, que José María Arguedas recrea en “Los ríos profundos”. Luis Valle Goycochea nos habla en su poesía de los caballitos de madera y el columpio, y el genial José María Eguren, con la ternura de su alma infante, nos acerca al mundo de las muñecas, la cometa o los reyes rojos.

El nobel de literatura Mario Vargas Llosa quizá tomó prestado el nombre de un juego infantil: “¿Hay huevos? En la otra esquina”, para titular su novela “El paraíso en la otra Esquina”. O tal vez solo se trate de una coincidencia lúdica.

En la recopilación de su manual, Mario Aragón ha sabido transcribir juegos como zapatito rojo, el nudo, la gallinita ciega, mundo, conocido también como plic/plac o la rayuela, nombre que el escritor argentino Julio Cortázar universalizó por medio de su novela, combinados con la historia, pues nos proporciona datos sobre sus orígenes, convirtiendo así este cómic en una lectura amena, divertida y didáctica.

Escritor, poeta y compositor

Mario Aragón, al unir sus afanes de escritor a los de poeta y compositor, ha acumulado una selecta obra, entre la que encontramos los títulos de Dios, el mar y ella (Poemario-2001), Siete entregas al mar (Antología-2007), Selección gallera: cuentos y relatos de autores peruanos, Relatos fantasmales del Callao (cuentos-2013), Salsa y sabor en cada esquina: Mi visión de Héctor Lavoe (ensayo) y, entre otros, este facsímil auspiciado por Comicteca, editora que promueve la lectura por medio del cómic.

El escritor es también socio del APDAYC y con su sello Aragón Company Music tiene la producción criolla Los nuevos del callejón.