Tipo de cambio:

Compra: 3.375

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 7

de diciembre de 2019

La lucha contra la minería ilegal

“[...] el Gobierno reafirma su compromiso de combatir a este flagelo que tanto daño causa a nuestro territorio y a nuestros compatriotas”.

16/11/2019


El Ministerio de Defensa presentó a la opinión pública un balance de la lucha contra la minería ilegal. Desde febrero a la fecha, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú (PNP) han destruido 1,610 motores, 311 campamentos y 111 dragas que se encontraban en funcionamiento en los yacimientos ilegales ubicados en la región Madre de Dios. 

Además, el comandante general de la Brigada de Protección de la Amazonía del Ejército, general Alfredo Tacak, informó que también han capturado y retenido 252 caballetes, 736 balsas, 118 dragas, 1,087 tolvas, 282 vehículos menores, 91 camiones y 15 embarcaciones fluviales.

De esta manera, como lo anunció el ministro de Defensa, Walter Martos Ruíz, la mayor parte de la zona de La Pampa se ha recuperado y en ella hoy prevalece el principio de autoridad.

Desde el momento en que los precios de los metales comenzaron a subir en los mercados internacionales, en la primera década del presente siglo, una significativa cantidad de personas comenzaron a buscar metales preciosos sin ningún tipo de formalización, control ambiental y sin pagar impuestos.

Allí donde opera, esta actividad causa un daño profundo al delicado ecosistema. En todo el país llegó a deforestar 120,000 hectáreas de bosques, pero solo en la región Madre de Dios causó la pérdida de 40,000 hectáreas. Se calcula que más de 100,000 hombres se dedican a este delito, aprovechando la lejanía del Estado y sus instituciones.

Estos grupos, además, usan técnicas de explotación prohibidas y medios altamente contaminantes como el mercurio, cuyo uso irregular e indiscriminado afecta de forma grave la tierra, el agua, las plantas y las especies silvestres que en ellas habitan.

La mayoría de mineros ilegales no son trabajadores pobres o desamparados como usualmente quieren hacer creer los promotores de esta ilícita actividad. Las autoridades han encontrado maquinarias y dragas cuyo costo oscila entre 500,000 y un millón de dólares.

Se ha evidenciado que a muchos de estos informales los financian oscuros capitales extranjeros sin ningún tipo de control. De igual modo, se ha comprobado que tienen conexión con el narcotráfico, la tala ilegal y el contrabando de armas, entre otras actividades ilícitas. El conocido académico Moisés Naim analiza cómo los traficantes utilizan la nueva tecnología de las comunicaciones y la información para coordinar sus oscuras operaciones.

Entre otras aristas del problema se hallan sus repercusiones sociales. Una de ellas es la trata. Con engaños, mujeres e incluso menores de edad se han convertido en víctimas de explotación sexual por mafias vinculadas con la minería ilegal.

El Gobierno del presidente Martín Vizcarra combate de manera frontal este problema y los ministerios del Ambiente, de Agricultura, de Defensa y del Interior, entre otros, buscan que La Pampa, mediante acciones coordinadas y un trabajo multisectorial, se recupere paulatinamente del terrible daño recibido.

Por estas razones, el Gobierno reafirma su compromiso de combatir a este flagelo que tanto daño causa a nuestro territorio y a nuestros compatriotas. Nos toca a los peruanos respaldar este esfuerzo y solicitar que no cese hasta erradicar este problema.