Tipo de cambio:

Compra: 3.383

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 5

de diciembre de 2019

CIENCIA PERUANA

Innovaciones con energía solar

Conozca los cinco proyectos de innovación con energías renovables que representaron al Perú en el Sun World 2019, que reunió en Lima a expertos de todo el mundo en energías limpias.

16/11/2019


María Fernández

mdfernandez@editoraperu.com.pe

Un vehículo solar. Un bote con paneles solares que riega. Plantas que dan “luz”. O la máquina que hila más rápido gracias al sol. Son las inspiradoras iniciativas que se llevaron los aplausos de los asistentes –entre ellos el presidente Martín Vizcarra– al Encuentro y Exposición Mundial de Energías Renovables Sun World 2019, que se desarrolló por primera vez en el país.

Del 12 al 14 de noviembre, expertos mundiales llegaron a Lima para intercambiar experiencias sobre el uso de esta tecnología. Y fueron los peruanos los que destacaron por sus iniciativas, que permiten un cambio importante y mejoran la calidad de vida de las personas.

Vehículo solar

made in Juliaca

Isidro Suxso y Enrique Américo Puraca, estudiantes de la Universidad Nacional de Juliaca (Puno), son los creadores del Intiticar I, vehículo solar todoterreno que ya no necesita gasolina ni petróleo. El vehículo aprovecha la energía solar.

La idea surgió hace cinco años en las aulas de dicha casa de estudios juliaqueña. Pero fue en el patio del hogar de Enrique Américo que empezaron a diseñarlo y construirlo con financiamiento propio. Fueron muchas horas sin dormir, pero el resultado valió la pena.



“Es un vehículo impulsado con energía solar fotovoltaica, tiene una estructura metálica y paneles solares flexibles con 21% de eficiencia, que alimentan al banco de baterías para almacenar energía. Además, tiene un sistema auxiliar eléctrico, para que se pueda cargar de noche”, dice Puraca, mostrando orgulloso el primer vehículo solar tipo deportivo arenero, ideal para zonas turísticas.

Anuncia que el segundo modelo ya está en camino y será más aerodinámico. La inversión del primer vehículo fue de 15,000 dólares. El objetivo de los creadores es masificarlo y que las empresas apuesten por esta tecnología. Mientras tanto, Suxso y Enrique Américo Puraca quieren competir en la Carrera Solar Atacama 2020, en Chile, el primer rally solar de América Latina.

El bote que riega

En Chullpia (Puno), a más de 4,000 m. s. n. m., Juansergio Castro y Henry Humpire lideraron el proyecto para construir el primer bote con paneles solares flotantes que sirve para regar.

La idea nació en el 2018 al ver las necesidades de su comunidad: tenían una inmensa laguna cuyas aguas no podían utilizar para regar sus pastos y alimentar a las alpacas porque, simplemente, allá no llega la electricidad.


“Faltaba energía para usar el agua de la laguna. Entonces pensamos en usar paneles solares instalados en el techo del bote. Gracias a esa energía se bombea el agua hacia arriba de la laguna, hacia un reservorio que riega toda la zona a su alrededor”, dice Juansergio Castro, ingeniero en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Altiplano.

La plataforma es móvil. Provee de agua a los reservorios que poseen las 50 familias de Chullpia. Se riegan los campos y las alpacas tienen el alimento asegurado. La idea es reproducir esta iniciativa en varias zonas del país con lagunas, incluso con fines turísticos.

Hilando con el sol

“Con la energía solar hemos reducido el 50% del tiempo que usábamos para hilar nuestra fibra de alpaca”, señala orgullosa Adelayda Picha Puma, artesana de la comunidad de Sibayo, Arequipa. Ella y 21 mujeres de esa localidad utilizan máquinas hiladoras portátiles que funcionan con energía solar.



“Antes, el hilo o la fibra de alpaca lo trabajábamos en la rueca, pero no teníamos mucho avance y lo que buscamos es producir más. Ahora con esta hiladora, que funciona solo cuando hay sol, avanzamos el doble o triple que con la rueca, tenemos mayores ingresos para nuestras familias y mejores acabados de nuestras prendas de alpaca”, cuenta Adelayda Picha. Cuando llueve, ellas solo se dedican a tejer.

Planta solar para el norte

Se encuentra instalada en un fundo agrícola de Lambayeque, y fue desarrollada por Antony Villegas.

Cuando tenía 30 años, ganó la Beca Presidente de la República 2015 y estudió en la Universidad de Queensland (Australia). Luego de dos años de aprendizaje, regresó para volcar todos sus conocimientos de energía solar en el norte del país.



Su innovador proyecto utiliza esta tecnología para la agricultura en el bombeo del agua de los pozos subterráneos, es una alternativa rentable frente al petróleo o gasolina. Gracias a los 176 paneles solares que instaló, actualmente se riegan 20 hectáreas del fundo sembradas con limones y maíz.

Plantas que dan “luz”

El ayacuchano Hernán Asto creó Alinti (ali, en aimara, significa planta; inti, en quechua, sol). Es un macetero de arcilla de 5 kilos que genera energía eléctrica mediante la fotosíntesis de las plantas.

“Capturamos la energía biológica tanto de las plantas como de las bacterias y la acumulamos en una batería, con la cual se puede cargar dos celulares y prender un foco. Como son seres vivos, la energía será variable; para que la corriente sea constante se han colocado dos pequeñas placas de energía solar”, dice el destacado ingeniero, quien es reconocido mundialmente por su invento.



“Es la única tecnología en el mundo capaz de hacer eso. Es un sistema híbrido biológico y solar”, enfatiza Asto, quien en diciembre viajará a Silicon Valley, California, para presentar su tecnología. Mientras tanto, ya se utiliza en la comunidad de Carapongo, en el distrito de Lurigancho-Chosica, y beneficia a 250 personas. Sin duda, estos proyectos abren camino a más iniciativas de energías renovables en el país.