Tipo de cambio:

Compra: 3.367

Venta: 3.372


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 19

de noviembre de 2019

SÉTIMO ARTE

En Francia hay un Perú

Una vez más, el país galo acoge el tradicional Festival de Cine Peruano. En él se verán algunas producciones con parlamentos en quechua, aimara y otras lenguas originarias de nuestro territorio.

14/4/2019


Luz María Crevoisier

Periodista

Con el largometraje La ciudad y los perros (Francisco Lombardi 1985, 135 min.), homónimo de la novela de Mario Vargas Llosa, se inició, el 9 de abril, el Festival de Cine Peruano en Francia.

Las locaciones son el Cinéma Le Lincoln y el Instituto Cervantes en París. En las provincias francesas, en los Cinémas Utopía y Bordeaux (Avignon); y el Cinéma ABC en Tolouse. Son ocho días, hasta el martes 16, en que los écranes franceses se engalanarán a todas luces con la blanquirroja.

El Diario Oficial El Peruano conversó con Jovita Maeder, directora de Cinéma Peruvian de París, quien nos dio a conocer los detalles de la convocatoria de este año. “Como el tema central son Las Lenguas Autóctonas, se ha tenido en cuenta producciones de documentales y ficciones habladas en lenguas originarias como el quechua, el aimara y otras porque el objetivo principal es promover películas que muestren la realidad cultural de los pueblos del Perú. Apuntamos también a la difusión del mundo ecológico nacional”.

Recuento productivo

En noviembre del 2004 se realizó, por primera vez, el Festival del Cine Peruano en el Cinéma Latino (barrio du Marais) que pertenecía a la Unión Latina. En aquel dorado otoño, se proyectaron Ojos que no ven, de Francisco Lombardi; El bien esquivo, de Augusto Tamayo Vargas; Días de Santiago, de Josué Méndez; y Desireé, de Hernán Rivera.

Más de 250 filmes con 50 invitados y el récord de 3,000 espectadores por año es el rápido balance que nos da la vocera.

“Entre nuestros mayores éxitos contamos con Retablo, de Álvaro Delgado Aparicio, que el 2018 estuvo en la lista de las diez películas más vistas de América Latina”, subraya.

El festival se ha convertido en un movimiento participativo, multicultural y dinámico, además de itinerante.

“En el festival del 2019 se exhibirán películas de competencia”, nos dice Maeder. En lista tenemos las películas filmadas en el 2017 como Wiñaypacha (Óscar Catacora) y Caiga quien caiga (Eduardo Guillot); y documentales como Amahuaca siempre (Fernando Valdivia), Volver a ver (Judith Vélez), Río verde. El Tiempo de los yakurnas (Álvaro y Diego Sarmiento), Vientos del sur (Franco García Becerra), entre otros.

“En la lista de cortometrajes de competencia están Aywakushun (Mily Dalila), El hijo de mi madre, de Julián Baquerizo; y otros”, apuntó.

Caminos que se cruzan

La organizadora Jovita Maeder comenta al Diario Oficial El Peruano que en los últimos años se han incrementado las coproducciones. “Ello gracias a ferias como la de Ventana del Sur, quizá la más importante de América Latina que se desarrolla en Buenos Aires; y también a la mexicana de Guadalajara, de similar trascendencia.”

“Estos mercados de coproducciones son esenciales para el cine latinoamericano, pues permiten concretar intercambios y asociaciones. En anteriores citas pudimos presentar algunas películas, frutos de asociaciones”, asegura la vocera.

Algunos títulos que dio fueron Viaje a Tombuctú, de Rossana Días (Perú/Argentina), La última tarde, de Joel Calero (Perú/Colombia); Cuchillos en el cielo, de Chicho Durant (Perú/Brasil), entre otros.