Tipo de cambio:

Compra: 3.383

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 5

de diciembre de 2019

Apoyo a la agricultura familiar

El apoyo a la agricultura familiar es fundamental para traer justicia social en nuestro país al mejorar los ingresos de los pequeños agricultores repartidos hasta en las zonas más agrestes.

19/11/2019


No obstante que la agricultura familiar es una de las principales actividades económicas, también es una de las más relegadas. Las viejas grietas entre el “Perú oficial” y el “otro Perú”, descrita por el historiador Jorge Basadre, se mantuvieron durante la República. No se reconocía la esforzada labor del trabajador rural que alimenta con sus productos a las ciudades.

Hoy se comienza a apreciar el aporte de los millones de agricultores a la cadena de valor del turismo gastronómico, en el que somos un referente mundial.

En la última década, las empresas agroexportadoras experimentaron un rápido crecimiento al colocar productos como palta, uva, espárrago, mango en el mercado internacional.

Igual suerte no ha corrido la agricultura familiar, aun cuando representa el 97% de las unidades agropecuarias y el 83% de los trabajadores agrícolas.

Ante esta pésima distribución de los ingresos en el país, el gobierno del presidente Martín Vizcarra acaba de anunciar, durante el lanzamiento del Decenio de la Agricultura Familiar, su decisión de impulsar este sector.

El apoyo a la agricultura familiar es fundamental para traer justicia social en nuestro país al mejorar los ingresos de los pequeños agricultores repartidos hasta en las zonas más agrestes.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 90% de la pobreza rural está concentrado en el grupo de la agricultura familiar. Por eso, respaldar a este sector contribuirá a combatir la pobreza.

Otra razón es que los trabajadores rurales tienen que lidiar también con los efectos del cambio climático. Debido a la diversidad de pisos ecológicos, el nuestro es uno de los países más vulnerables al calentamiento global. Las intensas lluvias, los deslizamientos, las sequías, el deshielo son consecuencia de la mayor emisión de gases contaminantes en el mundo. Por eso, es fundamental el apoyo del Estado peruano.

El respaldo al trabajo agrícola también empodera a la mujer del campo, pieza clave de la unidad productiva familiar.

Por tal motivo, como lo acaba de anunciar el presidente Vizcarra, se debe aprovechar el enorme potencial de nuestros hombres del campo, que dominan técnicas ancestrales en el manejo de la tierra, pero que necesitan el apoyo del Estado para la administración del agua, acceso a la tecnología y el financiamiento.

El titular del sector, Jorge Montenegro, anunció que se destinarán 10,707 millones a la agricultura familiar y que se promoverán proyectos en infraestructura hídrica.

Con la participación de doce sectores del Estado, el Plan Nacional de Agricultura involucrará a 2.2 millones de pequeños productores, lo cual demuestra el enorme interés del Estado peruano de hacer justicia entre los trabajadores rurales de nuestro país.