Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 26

de setiembre de 2020

Urviola: Demanda no pone en duda las competencias del Congreso, sino la forma de ejercerlas

Jurista dijo que aceptación de medida cautelar dependerá si el TC ve que demora en resolver la causa puede poner en peligro principios constitucionales.

16/9/2020


El expresidente del Tribunal Constitucional (TC) y constitucionalista Óscar Urviola evalúa los escenarios que podrían darse mañana en el TC, cuando se vea la demanda competencial y la medida cautelar presentada por el Ejecutivo, contra el proceso de vacancia por incapacidad moral permanente presentado en el Congreso contra el presidente Martín Vizcarra.

En principio, explicó que solo caben tres resultados posibles: que se admita tanto la demanda como la medida cautelar; que se admita solo la demanda, pero no la medida cautelar; o que se rechacen ambas.

En entrevista con El Peruano, el expresidente del TC dijo que el plato fuerte de este jueves será si se aprueba o no la medida cautelar, que tendrá efecto inmediato en el proceso que sigue el Congreso, pues en el caso de la demanda competencial, solo se va a resolver su admisibilidad. Es decir, si cumple con los requisitos formales para ser admitida, pero mañana no habrá pronunciamiento sobre el tema de fondo, que deberá seguir un proceso.

¿De qué depende que se admita o no la medida cautelar? 

Urviola responde que, si el TC ve que la demora en resolver la demanda competencial, que puede ser semanas o meses, puede poner en peligro un principio constitucional, entonces podría acceder a la medida cautelar, y ordenar suspender el proceso de vacancia, que debe resolverse este viernes en el Congreso.     

“Si se admite la demanda, y considera el tribunal que hay peligro en la demora, pero similitud en la afectación constitucional, como lo manifiesta la denuncia [del Ejecutivo], podría admitir la medida cautelar. Este recurso ha sido pedido en dos extremos: que se deje sin efecto la admisión a trámite de la moción de orden del día de declaración de vacancia, y el otro es que se suspenda el trámite de ese proceso. Habría que ver si los fundamentos justifican una medida de ese tipo”, señaló.

¿Y qué pasa si el TC admite la demanda competencial, pero no la medida cautelar, y el Congreso consuma la vacancia? 

“Es una posibilidad. Si no admite la medida cautelar, y queda la demanda, sucedería lo que ocurrió con el Congreso disuelto: habiendo ya un hecho consumado [en el caso que prospere la vacancia] el TC generará una interpretación para que en lo sucesivo la vacancia por permanente incapacidad moral debe interpretarse en los términos que señala su sentencia, y que esa interpretación rige para adelante y no retroactivamente.

Un argumento recurrente en los últimos días por parte de algunos constitucionalistas es que, particularmente en este conflicto, no cabe una demanda competencial, porque la competencia del Congreso de vacar a un presidente es clara, está consagrado en el artículo 113 de la Constitución, por lo que no puede ponerse en duda.

“Nadie discute eso, eso no está en tela de juicio. No cabe duda que es competencia del Congreso declarar la vacancia del presidente y así está establecido en el artículo 113 inciso 2, lo que debemos evaluar aquí es la forma de ejercer esa competencia”, señala.

Es lo que se conoce como “Contienda de competencia por menoscabo de competencia en sentido estricto”. Esto es, cuando una entidad ejerce su competencia, pero de una manera que está menoscabando las atribuciones de otro poder del Estado, y esto puede suceder por la vía irregular, sin observar el debido proceso o de una forma apresurada, como pareciera en este caso.

“Tendrá que valorar el tribunal si efectivamente el Congreso al ejercitar una función que le es propia [la vacancia presidencial] lo está haciendo dentro de los cauces constitucionales”, señaló.

El argumento del Ejecutivo es que la vacancia presidencial, tal como ha sido presentada, impide que el Gobierno cumpla con su periodo presidencial de cinco años, pero además le obstaculiza el desarrollo de sus políticas de gobierno.

Lea también en El Peruano