Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 30

de abril de 2017

Solidaridad internacional

Ante la magnitud de los desastres naturales producidos por el Niño Costero, la comunidad internacional de inmediato se ha puesto de pie no solo para expresar su solidaridad con el Perú, sino también para ofrecer ayuda humanitaria a los damnificados de las torrenciales lluvias, los desbordes de ríos y los destructores huaicos que afectan tanto a las zonas rurales como urbanas. Se trata de un gesto de fraternidad ante los desastres generados por el fenómeno climático que se prolongaría hasta abril.

20/3/2017


Pese a que su territorio también es azotado por el Niño Costero, el Gobierno de Ecuador fue uno de los primeros en hacer patente esa solidaridad por medio de su Ministerio de Relaciones Exteriores, y en enviar a tierras peruanas un avión con ayuda humanitaria, junto con una delegación encabezada por el viceministro de Gestión de Riesgos, Ricardo Peñaherrera.

Similar línea de acción asumió Colombia, cuyo presidente Juan Manuel Santos ha anunciado el pronto envío de 30 toneladas de ayuda humanitaria y cuatro helicópteros a fin de respaldar las tareas a favor de los damnificados por los desastres naturales. Y desde Panamá, las palabras de condolencia y de solidaridad provinieron de su gobernante Juan Carlos Varela, quien formuló votos para que la fortaleza acompañe a los damnificados por las lluvias y los desbordes.

De la misma región latinoamericana, Honduras expresó sus condolencias al pueblo y al Gobierno peruanos por las muertes y los daños materiales causados por los eventos climáticos. El presidente de Bolivia, Evo Morales, mostró igual congoja por lo ocurrido en el Perú, y mediante una carta enviada al jefe del Estado, Pedro Pablo Kuczynski, ofreció su amplia colaboración para atender a las víctimas del Niño Costero; al igual que la dignataria de Chile, Michelle Bachelet; y la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo.

Y del otro lado del mundo, países como España también hicieron suya la postura del respaldo fraterno cuando el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, destacó la “cercanía” del pueblo español al Jefe del Estado peruano, ante las inundaciones que está sufriendo el país, por lo que 811 distritos han sido declarados en emergencia. Del mismo modo, el Estado de Israel, mediante un comunicado difundido por su embajada en Lima, se sumó a las expresiones de solidaridad con el Ejecutivo y manifestó su disposición de cooperar con el Gobierno peruano ante cualquier requerimiento que se presente y brindar apoyo a los ciudadanos afectados.

Y desde Ciudad del Vaticano, el papa Francisco también se sumó a las expresiones de solidaridad al confesar su cercanía a la “querida” población del Perú, y elevó oraciones por los damnificados y las víctimas mortales que ha ocasionado esta temporada de lluvias, y también por aquellos que ofrecen una mano de ayuda y socorro a quienes lo han perdido todo. Así queda demostrado que el Perú no se encuentra solo en este difícil trance, estacional por cierto. La unión y solidaridad nos permitirán salir adelante para lograr la reconstrucción de lo destruido por la naturaleza.

Ante la magnitud de los desastres producidos por el Niño Costero, la comunidad internacional se ha puesto de pie para expresar su solidaridad con el Perú, y también para ofrecer ayuda humanitaria.