Tipo de cambio:

Compra: 3.302

Venta: 3.306


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 26

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

SALA SUPREMA SE PRONUNCIA

Rechazan discriminación de formación a distancia

CAL dejará de exigir declaración sobre modalidad de estudio para acceso a curso forense.

La Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema rechazó la discriminación de los estudios a distancia para el acceso al curso de práctica forense del Colegio de Abogados de Lima (CAL) y posterior incorporación a este gremio.

7/4/2016


fiogf49gjkf0d
Fue mediante la sentencia A.P. N° 12053-2014 Lima, en que dicho colegiado declaró nulo el Acuerdo N° 500-ACTA-29-11-10-CAL/JD aprobada por la referida Orden y, a la vez, fundada una demanda de acción popular.

Justificación

El acuerdo anulado incorporaba un artículo al Reglamento de Prácticas Forenses e Incorporaciones del CAL, en que exigía a los abogados para su incorporación a la Orden la suscripción de una declaración jurada que indicara no haber seguido estudios de Derecho en la modalidad a distancia, sino en forma presencial. De no hacerlo, se procedía a rechazar la solicitud de inscripción al curso y posterior incorporación al CAL.

A criterio del supremo tribunal, tal acuerdo es discriminatorio y, por tanto, inconstitucional, al no existir en forma manifiesta un sustento sobre bases objetivas y razonables que justifiquen un trato diferenciado entre los estudiantes de la carrera profesional de Derecho en la modalidad a distancia y los de forma presencial, para que no puedan realizar el referido curso.

Al respecto, el decano del CAL, Pedro Angulo Arana señaló que la Orden acatará la decisión de la Corte Suprema.

Agregó que se dejará de exigir la referida declaración jurada como requisito para el acceso al curso de práctica forense y posterior incorporación al gremio profesional.

“Tal requisito se implementó a raíz de un acuerdo de una junta directiva anterior del CAL y otro de la Junta Nacional de Decanos de los Colegios de Abogados del Perú de no incorporar a personas que hubieran estudiado Derecho en la modalidad a distancia”, dijo el decano del CAL.

A su juicio, un curso a distancia carece del control y rigor de lo que significa el diálogo que debe existir entre un maestro y un discípulo.

No obstante, consideró que un curso a distancia puede ser útil para un posgrado porque en esta etapa académica el alumno ya estudió en una universidad con disciplina y tiene convicciones.

Si bien reconoció que pueden existir modalidades de enseñanza a distancia muy exigentes, agregó que todo depende de la institución organizadora y la rigurosidad con que son programados.

Sostuvo que en la determinación del requisito citado quizá faltó diferenciar con argumentos razonables los tipos de cursos a distancia y las universidades que los brindan.

Las generalizaciones sin demostración son malas y, por ello, podríamos convenir que en serio alguna oferta formativa a distancia bien diseñada y mejor llevada a la práctica podría ser muy competitiva y hasta mejor que la presencial; pero ello mismo no podría garantizar que toda oferta de formación a distancia es suficientemente buena, lo cual debe ser probado, explicó.

Derecho a la igualdad

A criterio del supremo tribunal, el derecho a la igualdad consagrado por el inciso 2 del artículo 2 de la Constitución Política de 1993 constituye una garantía fundamental. Este, agrega, debe entenderse como una facultad de las personas para exigir ser tratadas del mismo modo que quienes se encuentran en idéntica situación. “Implica una igualdad ante la ley y una igualdad en la ley”, aseveró el tribunal.

Pregrado

Para Angulo Arana, la formación a distancia, sobre todo en pregrado, cuando las mentes jóvenes requieren disciplina y contacto directo con los formadores, posee desventajas.

La didáctica y la pedagogía para un universitario se plantearon como una relación de comunicación directa y oral, indicó.