Tipo de cambio:

Compra: 3.343

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 20

de octubre de 2019

INDÍGENAS DE CONAI INSISTEN EN DEROGAR LAS MEDIDAS ECONÓMICAS DE MORENO

Protestas se agudizan en Ecuador

Pese a llamados de organismos internacionales y del presidente, la posibilidad del diálogo parece aún lejana.

10/10/2019


Fabian Vallas

Editor de internacionales

Las estrechas calles de Quito volvieron a convertirse en el campo de batalla de más de un millar de campesinos de la poderosa central Confederación de Nacionalidades Indígenas  del Ecuador (Conaie) y las fuerzas policiales, reforzadas por miembros de las Fuerzas Armadas. Los manifestantes reclaman la derogatoria del paquete de medidas económicas que anunció la semana pasada el presidente Lenín Moreno.

Con la frase “se acabó la zanganería”, el gobernante ecuatoriano lanzó el paquetazo económico más importante que el país vecino recuerde desde que los militares devolvieron el poder a los civiles en 1979.

La apuesta

Las medidas apuntan no solo al fin de los subsidios, que la población gozó más de cuatro décadas en el poder, sino también a los aranceles a los artefactos electrodomésticos, impuestos a los que tienen mayores ingresos y el recorte de algunos derechos laborales. Por eso, un gran sector de la población ha manifestado su profundo rechazo a esas políticas.

La herenciaMoreno debió optar por esta decisión por la profunda crisis financiera que heredó del gobierno de Rafael Correa. El líder socialista dejó una deuda que alcanzó los 75,000 millones de dólares, más que el doble de la deuda peruana, y un déficit fiscal de 1,400 millones de dólares anuales, con el cual el anterior gobernante del “poder ciudadano” mantenía el respaldo político de un amplio sector social.

La escasez de recursos llevó a Moreno a reingresar en la comunidad financiera internacional para recibir préstamos por 10,000 millones de dólares, de los cuales 4,200 millones de dólares provienen del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Una de las preocupaciones del actual Gobierno no solo es el monto de la deuda, sino también que son préstamos a corto plazo con altos intereses que se adquirieron de terceros países, debido a las duras críticas de Correa al FMI.

La lucha de Lenín Moreno es para sincerar la economía y transformar a Ecuador en un país atractivo para las inversiones y mantenerlo listo para integrar la Alianza del Pacífico.

Diálogo sin voceros

Al menos, siete países democráticos han manifestado su total respaldo al gobierno de Moreno.

Mientras que la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) pidieron la apertura de un diálogo entre las partes en conflicto.

Hasta el momento, el presidente Moreno ha manifestado su deseo de conversar, mientras que no hay una voz autorizada en la variopinta oposición.