Tipo de cambio:

Compra: 3.391

Venta: 3.394


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 24

de febrero de 2020

Para disminuir el trabajo infantil

En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, celebrado el pasado 12 de junio, el Gobierno peruano ha reafirmado su compromiso de seguir trabajando por los derechos de la niñez, plasmado en una serie de acuerdos internacionales, pero también ha pasado a la acción con la implementación del primer Sistema de Registro de Trabajo Infantil, a cargo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

14/6/2017





El trabajo infantil es moral y universalmente reprochable por diversas razones, de eso no cabe duda, pero en países en vías de desarrollo como el nuestro es una realidad con la que tenemos que convivir, ya sea por razones culturales o económicas. Pensemos en el chico que debe ayudar en la chacra de la familia, o el adolescente que tiene que trabajar porque los ingresos en casa son muy escasos. ¿Cómo juzgarlos moralmente?

Claro, está también el otro lado, donde prevalece la explotación infantil, la trata de personas, los trabajos peligrosos, niños que no van a la escuela ni reciben alimentación y que, en suma, viven un infierno a su corta edad.

Justamente, la acción del Estado se da para proteger los derechos del menor, evitar que caigan en los excesos que hemos señalado, y si tienen que trabajar, que esta situación sea lo menos dañina posible y que no impida su desarrollo personal, en tanto el país vaya erradicando definitivamente este pasivo social.

El sistema de registro del MTPE va a ubicar a los menores que trabajan, identificarlos y supervisar sus centros de trabajo, para que se respeten sus derechos, pero también ofrecerles servicios educativos, de generación de ingresos, y de mejor uso del tiempo libre.

Esta herramienta funcionará en primer lugar en los distritos de Carabayllo y Comas (Lima), Santa María del Valle (Huánuco) y Ciudad Nueva (Tacna), lugares donde se identificó a 4,000 niños y adolescentes en situación de riesgo o que realizan alguna actividad económica.

El MTPE también ejecuta el proyecto Semilla en las regiones de Huancavelica, Junín y Cerro de Pasco, donde se ha beneficiado a 6,500 niños, niñas y adolescentes que se dedicaban a trabajar, principalmente en actividades agrícolas.

Todo ello dentro de la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Enpeti) 2012-2021, un instrumento de política pública que marca la pauta para el Perú en la lucha contra el trabajo infantil, combinando el mejoramiento de los ingresos de las familias y el acceso a la oferta educativa, con acciones de fiscalización y oferta de servicios de atención a niños y adolescentes.

De acuerdo con el INEI, entre 2012 y 2016, la tasa de ocupación de los niños, niñas y adolescentes disminuyó en 5%, lo que significó que 314,542 niños dejaran de realizar actividades económicas. De esta cifra, el 30.1% tenía entre 5 y 13 años y el 69.9%, entre 14 y 17 años.

En el 2015, la misma institución estimaba que unos dos millones de niños y adolescentes realizan algún tipo de trabajo en el Perú, a partir de los datos de la segunda encuesta nacional especializada en trabajo infantil (ETI 2015).