Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 26

de setiembre de 2020

Motor de la economía

“De acuerdo con las previsiones de distintas instituciones [...] en el 2021 se experimentará un crecimiento positivo del PBI conducente a contrarrestar los efectos negativos de la crisis del coronavirus”.

9/8/2020


Para que una nación logre niveles de crecimiento que beneficien a su población, requiere necesariamente de la inversión pública y del capital privado. La conjunción de ambos factores provee de logística y recursos al aparato productivo y genera condiciones inmejorables de desarrollo, por lo que su promoción e impulso es una necesidad nacional.

Por ello, en el seguimiento y monitoreo de la inversión privada es fundamental que el Estado cumpla con los plazos establecidos para darle predictibilidad a los inversionistas y es importante evitar que proyectos de gran envergadura, con mucho impacto en el crecimiento económico y el empleo, sean trabados por procedimientos administrativos de instituciones públicas.

En este intento por permitir un avance más rápido de la inversión privada, el Ejecutivo ha reforzado el Equipo Especializado de Seguimiento de Inversión (EESI), que supervisará los proyectos de inversión privada más relevantes a fin de que puedan acompañar el desarrollo de proyectos de inversión claves para el crecimiento del Perú y emitir alertas en caso de trabas o retrasos.

Los proyectos seguidos por el EESI forman una cartera de inversiones diversificada superior a los 40,000 millones de dólares, los que tienen pendiente de inversión para el 2020 –en un escenario conservador debido a la emergencia sanitaria que experimenta el país– alrededor de 1,900 millones de dólares de más de 3,000 millones considerados para este año.

De acuerdo con las previsiones de diversas instituciones, tanto locales como internacionales, en el 2021 se experimentará un crecimiento positivo del PBI conducente a contrarrestar los efectos negativos de la crisis del coronavirus. En este contexto, la cartera de proyectos sobre la que el EESI centrará sus esfuerzos calcula inversiones superiores a los 3,400 millones de dólares, lo que contribuye a asegurar la generación de 40,000 empleos durante la vigencia de estos planes. En ese escenario, la Agencia de Promoción de la Inversión Privada tiene un papel gravitante porque su cartera de proyectos para el período 2020-2021 consta de 21 por un monto de inversión total cercano a los 5,500 millones de dólares.

Entre los más destacados para este año figura el proyecto de masificación del gas natural, por 200 millones de dólares, que permitirá distribuirlo en las ciudades de Andahuaylas, Abancay, Huamanga, Huanta, Huancavelica, Huancayo, Jauja, Cusco, Quillabamba, Juliaca, Puno y Pucallpa. También se encuentra el ferrocarril Huancayo-Huancavelica, por 232 millones de dólares, que mejorará el servicio de transporte en beneficio de la población en Huancayo y Huancavelica.

Así apreciamos que la labor de articulación con el sector privado es una prueba más del compromiso del Estado peruano por aplicar medidas de gestión pública que faciliten y dinamicen la ejecución de las inversiones en el país, lo que debe traducirse en mayor bienestar para los ciudadanos.