Tipo de cambio:

Compra: 3.318

Venta: 3.323


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 22

de enero de 2020

Miki González sigue explorando nuevas rutas musicales

Busca darle una vuelta de tuerca a la fusión de la electrónica con ritmos tradicionales.

15/1/2020


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

Mañana presentará un nuevo espectáculo, con el que busca darle una vuelta de tuerca a la fusión de la electrónica con ritmos tradicionales.

Para un gran porcentaje del público peruano la carrera de Miki González empezó en los ochenta con éxitos rockeros como “Dímelo, dímelo” o, ya fusionando ritmos negros del Perú, con “Lola” y “Akundún”. Pero precisa que eso fue tan solo una casualidad.

“Ya tenía diez años haciendo jazz, que fusionaba con lo afroperuano”, recuerda para el Diario Oficial El Peruano. “Lo que sucedió es que cuando incursioné en el rock, este tenía cabida en la radio”, reflexionó.

Un dato que da para poner en contexto es que en aquellos años también surgía Del pueblo del barrio, banda de La Victoria que también fusionaba rock con folclor, pero con más importancia en este último.

Búsqueda perpetua

“Nunca estoy conforme”, asegura el músico. Siempre ha andado en pos de algo nuevo.

-Menciona que si se hubiera conformado con seguir la línea de sus primeros éxitos radiales, tal vez habría hecho más dinero y mantendría bastante popularidad. Sin embargo, confiesa que eso no le interesa.

“Yo hago la música que me provoca. Si le gusta al público, bien. Estoy contento. Si no es así también, porque estoy tranquilo con mi conciencia”, afirmó.

Contó que dedicarse ahora más a la electrónica con fusión de ritmos andinos y afroperuanos fue una casualidad.

“Me robaron mi equipo de grabación antiguo y tuve que comprarme una computadora”, relata. De eso ya van a ser dos décadas”.

Él sigue en la brega. Mañana un nuevo espectáculo suyo cerrará un festival de artes visuales. No obstante, antes de despedirse nos adelanta que está trabajando en nuevo material. 

“Otra vez, mirando a África, donde empezó todo”, añadió. Otra curiosidad, en estos días oye a Ali Farka, guitarrista de Mali.

9 años tenía Miki González cuando emigró de España al Perú.