Tipo de cambio:

Compra: 3.341

Venta: 3.345


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 18

de setiembre de 2019

CADA VEZ MÁS ENTIDADES SE SUMAN A ESTA PRÁCTICA, INFORMA LA SECRETARIA DE INTEGRIDAD PÚBLICA

Más de 14,000 trabajadores estatales presentaron declaración de intereses

Desde julio pasado es obligatorio cumplir con la entrega de este documento para prevenir corrupción.

12/9/2019


Eduardo García Zúñiga

eagarcia@editoraperu.com.pe

A la fecha, más de 14,000 funcionarios han presentado su declaración jurada de intereses y cada vez son más las entidades del Estado que suman a sus trabajadores a esta buena práctica de transparencia y fiscalización, informó la Secretaría de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

En lo que va del año se registraron 17,058 declaraciones juradas de intereses provenientes de las entidades del Ejecutivo, así como de algunos gobiernos regionales y locales.

La diferencia entre las dos cifras obedece a la actualización de algunas declaraciones y al cambio de centro laboral de los funcionarios que asumen cargos con capacidad de decisión y manejo de recursos públicos en el Estado. Ello los lleva a presentar más de una declaración.

Asimismo, se encuentran en proceso de implementarla los gobiernos regionales de La Libertad, Lambayeque y San Martín. De igual modo, los municipios de Pueblo Libre, San Borja, Huamanguilla, Rímac, Lima, Moyobamba, Piura, Tacna y La Molina.

Obligatoria

Una de las principales dificultades en el Perú se vincula con los conflictos de intereses en el sector público, que involucran casos de corrupción y prácticas cuestionables que se han relacionado con la interferencia de intereses particulares en el ejercicio del poder y la toma de decisiones públicas.

En agosto del 2018, el Poder Ejecutivo dispuso la presentación obligatoria de la declaración jurada de intereses (DJI) para las autoridades y los funcionarios con capacidad de decisión y manejo de recursos públicos.

Debido a su importancia, el Gobierno ha expedido el Decreto Supremo N° 138-2019-PCM para extender esta obligación en todo el sector público.

Organismos autónomos

En el caso del Congreso de la República y organismos constitucionales autónomos, la Secretaría de Integridad Pública recuerda que su implementación se sujeta al marco normativo que las regula y al establecimiento de las disposiciones internas necesarias para dar cumplimiento a este decreto supremo.

En el caso de las entidades que no cuentan con el avance y desarrollo tecnológico, la implementación de la plataforma de la declaración jurada de intereses quedará supeditada al cierre de las brechas digitales respectivas.

Definición

Existe conflicto de interés cuando en el ejercicio de las labores en una institución sobreviene una contraposición entre el interés de un funcionario con el interés institucional.

En el sector público ocurre cuando el interés general que se confía a un funcionario es afectado o puesto en riesgo debido a intereses personales (familiares, políticos, económicos, comerciales, profesionales e institucionales). No prever o no gestionar adecuadamente los conflictos de intereses contribuye a elevar el riesgo de prácticas cuestionables, faltas administrativas e incluso la comisión de delitos. De ahí la necesidad de transparentar estos intereses en un documento público.

El Gobierno del presidente Martín Vizcarra ha puesto como una de las prioridades de su gestión combatir frontalmente a la corrupción.

¿Qué es una declaración jurada de intereses en el Estado?

*Es una herramienta de integridad que transparenta los intereses de los que ocupan cargos en el Estado con capacidad de decisión y manejo de recursos públicos. 

*Consigna los vínculos familiares, políticos, económicos, comerciales, profesionales e institucionales, lo que contribuye a detectar y prevenir conflictos de intereses. 

*La contraparte a esta información es que es pública, está al acceso de todo ciudadano (ver infografía), lo que permite de manera clara y sencilla advertir cuándo se presentan estas situaciones, de tal manera que existe una fiscalización abierta de la ciudadanía.