Tipo de cambio:

Compra: 3.343

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 20

de octubre de 2019

ARRECIAN PROTESTAS EN ECUADOR CONTRA EL FIN DE LOS SUBSIDIOS

Manifestantes tomaron la sede del Legislativo

Horas después, fuerza la pública los desalojó de la Asamblea Nacional.

9/10/2019


Quito, Ecuador

AFP

Los manifestantes en Ecuador asaltaron la sede del Legislativo, en vísperas de una gran movilización indígena en Quito contra el jaqueado presidente Lenín Moreno, que abrió las puertas al diálogo.

La fuerza pública desalojó a las personas que ingresaron, por breve lapso, al edificio desocupado de diputados en la militarizada capital ecuatoriana. Los parlamentarios habían suspendido más temprano sus actividades.

Las protestas que estallaron hace una semana por el fin de los subsidios y la consecuente alza de combustibles –pactado con el FMI– desataron más caos y golpean sensiblemente la producción petrolera debido a la toma violenta de pozos en la Amazonía.

Violencia

En Quito, militares y policías repelieron con gases lacrimógenos a los manifestantes que con la cara cubierta intentaron, por segundo día, ocupar la sede del Congreso unicameral. Sobre la vía ardían árboles caídos y las humaredas eran visibles a distancia.

“Primero, la Asamblea y luego nos tomaremos Carondelet (casa presidencial)”, amenazó uno de los manifestantes, en abierto desafío al estado de excepción que rige en el país.

Jóvenes, con escudos de madera con la leyenda “guardia indígena”, trataban de romper las barreras de seguridad.

Diálogo

El presidente Moreno se vio forzado a trasladar la sede del gobierno de Quito a Guayaquil, unos 270 kilómetros al suroeste, y desde allí intenta entablar diálogo con la dirigencia de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

“Hay diálogo para los hermanos indígenas que lastimosamente tienen necesidades, y en eso estamos completamente de acuerdo”, señaló el mandatario en una declaración a los medios.

Moreno ofreció igualmente liberar recursos para los pueblos golpeados por el fin de los subsidios.

No obstante, la protesta no cede y hoy se espera que se sumen sindicatos y otros grupos de inconformes.

Los miles de indígenas y campesinos llegaron a Quito en las últimas horas. La mayoría se concentra en dos céntricos puntos de Quito, cerca del Parlamento y del también desalojado y fuertemente custodiado palacio de Gobierno.

Apoyo de la OEA y siete países

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por Luis Almagro, condenó los “actos de violencia” y llamó al diálogo para que “los actores políticos y sociales resuelvan sus diferencias por la vía pacífica”.

Mientras tanto, los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú y Paraguay manifiestan su rotundo rechazo a todo intento por desestabilizar a los regímenes democráticos legítimamente constituidos y expresan su firme respaldo a las acciones emprendidas por el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, indicaron los países en un comunicado.