Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 23

de setiembre de 2017

Legado a salvo

Trabajos realizados en los años 2014 y 2015 en prevención del Fenómeno El Niño han servido para que el daño causado por lluvias no sea mayor en los sitios arqueológicos de la costa norte del Perú.

21/3/2017


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

Durante los años 2014 y 2015, previniendo que un fuerte Fenómeno El Niño fuera a afectar los numerosos sitios arqueológicos del norte del país, el Estado implementó el Programa ENSO. Gracias a ello, el daño de las lluvias y huaicos actuales ha sido mínimo.

Así lo manifestó el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Jorge Arrunátegui, al Diario Oficial El Peruano.

“Desde Tumbes hasta Áncash se hizo labores de apuntalamiento preventivo y estabilización de estructuras. Estos trabajos costaron 22 millones de soles aproximadamente”, comentó el funcionario.

Recalcó que la situación de este año es especial, pero que a pesar de ello los perjuicios al patrimonio cultural son reducidos.

Casos puntuales

Un caso particular es el del Bosque de Pómac. Indicó que hace un mes se desbordó el río La Leche y que se sigue monitoreando lo que suceda en la zona.

Otro sitio arqueológico al que se está prestando singular atención es el de la ciudad de barro de Chan Chan. Informó que la llamada Fortaleza Tschudi, principal lugar de visita de los turistas, no ha sido afectada por la lluvia.

Sin embargo, comentó que en otras áreas que no están incluidas en los recorridos sí se han presentado filtraciones. Para hacerles frente se ha recurrido a motobombas.

También manifestó que en el valle de Túcume los principales daños se han dado en el antiguo museo, mas no en las pirámides.

Datos

El Viceministro Arrunátegui informó que un grupo de pobladores afectados por huaicos se ha refugiado en las zonas aledañas al sitio de Cajamarquilla, en Lima.

Indicó que esta ocupación es temporal mientras se consigue un lugar para ubicarlos.




63   sitios arqueológicos del norte tienen obras de prevención.