Tipo de cambio:

Compra: 3.237

Venta: 3.240


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 22

de octubre de 2017

NI UNA MENOS

La violencia en la mujer adulta mayor

Hace 37 años, cuando se inició el conflicto armado interno en el Perú, poca atención se prestó a las niñas, adolescentes y jóvenes que por ser mujeres estuvieron expuestas a la violencia de género perpetrada tanto por miembros de los grupos antisubversivos como por integrantes de las Fuerzas Armadas.

12/8/2017


Doris Cáceres Ramírez

Presidenta de la Red Nacional de Promoción de la Mujer

De acuerdo con el informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), las más afectadas por la violencia de género fueron las mujeres que tenían entre 11 y 29 años. Actualmente, la gran mayoría de esas mujeres son madres y abuelas, pero, ante todo, son mujeres que llevan consigo las dolorosas heridas que dejaron las dos décadas de violencia interna que les tocó vivir.

Para ellas, la culminación del conflicto armado no ha significado el cese de la violencia, como tampoco lo significa el llegar a la adultez mayor. Un estudio realizado recientemente por la Red Nacional de Promoción de la Mujer (RNPM) revela que la violencia psicológica y verbal es la forma de violencia más frecuente contra las mujeres adultas mayores; y que son sus hijos, nueras, y nietos los principales perpetradores de esta violencia. Se trata de una penosa realidad que debemos cambiar porque la violencia contra las mujeres que se produce en el seno familiar corre el riesgo de ser asumida como “normal” y reproducirse en las nuevas generaciones.

Entre los tres departamentos con mayor número de mujeres víctimas de violencia de género durante el conflicto armado interno figuran Ayacucho y Huánuco. Es en cuatro distritos de estos dos departamentos que la RNPM, con el apoyo del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para eliminar la Violencia contra la Mujer, ejecuta el proyecto ‘Ejercicio de derechos de las mujeres adultas mayores víctimas de violencia desde un enfoque de género’.

Esta iniciativa promueve el intercambio intergeneracional de experiencias entre las mujeres adultas mayores que vivieron los años del conflicto armado, y mujeres jóvenes, para ayudarlas a empoderarse, reconocerse como víctimas de violencia y despojarse de sentimientos de culpa o vergüenza; y motivando en las mujeres jóvenes el interés por demandar una mejor atención de los servicios de protección y la erradicación de la violencia de género en todas las etapas de su vida.

El Perú es uno de los países con más altos índices de violencia contra las mujeres. Según el Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público, entre el 2009 y el 2016 se registraron 946 casos de feminicidios perpetrados por las parejas o exparejas de las víctimas. La prevención de la violencia contra las mujeres adultas mayores es un paso que no puede quedar aislado de los esfuerzos por reducir la violencia de género. El proyecto que la RNPM desarrolla en Ayacucho y Huánuco es una iniciativa desde la sociedad civil organizada. En la medida en que el Estado incorpore el enfoque de género a sus planes, políticas y servicios en favor de las personas adultas mayores podremos –como país– ir sanando heridas y sentar bases sólidas para una sociedad sin violencia.