Tipo de cambio:

Compra: 3.341

Venta: 3.345


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 18

de setiembre de 2019

APROXIMACIONES

Inspección, fiscalización y seguridad eléctrica

12/6/2019


Miguel de la Puente

Director Ejecutivo de Procobre Perú

Mesa Redonda es, para millones de peruanos, sinónimo de inseguridad y tragedia. El último siniestro en ese lugar –felizmente sin pérdidas humanas, pero sí económicas– permitió que las autoridades municipales vuelvan a dar importancia a una acción prioritaria para la seguridad de las personas, tanto en comercios como en edificaciones: la fiscalización. 

En el campo de la seguridad eléctrica de Mesa Redonda, se reveló que –en la mayoría de los casos– las faltas encontradas en los locales aledaños al siniestro correspondieron a condiciones eléctricas deficientes: tableros, cables antiguos, falta de puesta a tierra, etcétera. Asimismo, a sistemas de detección de humo que no funcionaban, material combustible en áreas sin ventilación, extintores vencidos y estructuras con grietas. Se sabe, además, que son las galerías de siempre las reincidentes.

Según el documento Situación de las Instalaciones Eléctricas Interiores en las Edificaciones en el Perú: Diagnósticos y Propuestas –preparado por Procobre Perú para garantizar el cumplimiento de las normas orientadas a velar por la integridad de las personas–, es necesario desarrollar mecanismos de inspección y fiscalización que contribuyan a reducir esa brecha entre lo que debe hacerse, lo que se dice que se hace y lo que finalmente se ejecuta en una obra. En este caso, la fiscalización juega un papel importante para evitar que la informalidad incumpla las normas del Código Nacional de Electricidad Utilización (CNE-U) y el Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE).

El país necesita no solo buenos productos, diseños y mano de obra calificada para las instalaciones eléctricas, sino también inspección y fiscalización periódicas, pues estas permiten evidenciar el cumplimiento de las normas y asegurarnos, en cierta medida, que estamos en un lugar que respeta la vida.

Recordemos que una chispa de corto circuito puede afectar no solo una vivienda sino toda una manzana completa, como ha ocurrido en Mesa Redonda y otros lugares.

Si las edificaciones no contienen los cables apropiados ni disponen de un sistema de puesta a tierra y demás componentes para una instalación óptima, los inspectores del ITSE (Inspección Técnica de Seguridad en Edificaciones) contratados por las municipalidades deben exigir que las normas de seguridad sean cumplidas, según lo que indican el CNE-U y el RNE.

Es alarmante saber, por la prensa, que el balance de las inspecciones realizadas determinó que los dueños o administradores de 8,530 establecimientos no permitieron el ingreso de la autoridad municipal. Recordemos que cuando se produce un incendio, el peligro es no solo para una vivienda sino para otras edificaciones. Por ello, la fiscalización y la supervisión municipal impactan en la convivencia y brindan seguridad a la comunidad en general.