Tipo de cambio:

Compra: 3.402

Venta: 3.404


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 3

de junio de 2020

APROXIMACIONES

Distribución del saber

En pleno siglo XXI los países se esfuerzan para mantener la seguridad de sus habitantes y se hace evidente la necesidad de tener una nueva gobernanza global.

22/5/2020


Jaime O. Salomón

Exviceministro de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego del Minagri

La globalización llegó a un punto de inflexión; para mantener la gobernabilidad del mundo se necesita un común denominador y transformar la visión de las organizaciones que no responden a las tendencias y retos mundiales, y menos afrontan los conflictos visibles e invisibles.

Hoy los objetivos de las organizaciones mundiales requieren de una re-arquitectura: mayor conciencia de los efectos de la conectividad global (tanto lo que significa acercar a la gente como lo malo de estar hiperconectados), de la apertura al flujo de ideas y conocimientos, así como de las nuevas formas de integración.

El expresidente Fernando Belaunde afirmaba hace 35 años que “se requiere una adecuada distribución del saber”. Debemos construir un nuevo orden mundial, democrático, igualitario, que proteja los derechos humanos, pero sin destruir la diversidad cultural de los países, que es la base de la evolución humana.

Y el ingrediente principal para lograr una buena gobernanza –que genere consensos– es que los actores sean realmente líderes políticos.

Y para ser líder se requieren varias cualidades y competencias personales, entendiendo sobre todo la necesidad de convivencia social armónica mediante el entendimiento de las diferencias y desigualdades existentes, que permitan reducir los riesgos y la incertidumbre sobre el futuro de una nación. Y la autoridad se gana por la confianza de la población que se genera en el tiempo y que construye la reputación de las personas.

La época que nos toca vivir llevará a que cada país defienda sus recursos y a ver cambio de paradigmas sobre cada uno de los riesgos globales: tendencia al proteccionismo, a la sobrerregulación de sectores clave, restricción de movilidad humana, cambios en el comportamiento de las personas, la movilidad basada en certificados de inmunidad, adecuación de la legislación con sustento (sin populismos), modernización del Estado y con sectores con objetivos coordinados, desarrollando políticas públicas en salud, alimentación, trabajo y educación; y la posible estatización de sectores clave para asegurar el artículo primero de nuestra Constitución: “la defensa de la persona humana…”.

Cada uno traza el camino de su vida y escribe su propia historia. Colegiadamente dejemos atrás los desencantos de los vaticinios incumplidos; y trabajemos para lograr un mundo que tome decisiones geopolíticas que busquen mantener la paz y armonía social, base para la seguridad humana.

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.