Tipo de cambio:

Compra: 3.367

Venta: 3.372


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 19

de noviembre de 2019

De las voluntades a los hechos

“El Perú y Ecuador son un ejemplo de cómo se puede pasar de un conflicto armado a una de las relaciones más sólidas y activas del continente. [...] los gabinetes ministeriales de ambos países ya se han reunido 13 veces [...]”.

8/11/2019


El presidente peruano, Martín Vizcarra, y su homólogo ecuatoriano, Lenín Moreno, encabezaron el 13° Gabinete Binacional Perú-Ecuador, en la ciudad de Tumbes, con la meta de convertir las voluntades conjuntas en hechos concretos para el beneficio directo de la población de ambos países. 

La relación del Perú y Ecuador ha sido especial durante la historia contemporánea. Luego de dos conflictos armados focalizados en 1941 y 1995, hicieron enormes esfuerzos para terminar la demarcación limítrofe establecida en el Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro en 1942. De esta manera, con el Acta de Brasil, firmada en el Palacio de Itamaraty, abrieron una nueva era en sus relaciones.

La necesidad de encontrar la solución a los problemas de ambos Estados impulsó la organización de los gabinetes binacionales. Una gran ventaja de este mecanismo diplomático es que se hacen coordinaciones al más alto nivel político y diplomático, con una agenda amplia y profunda que debe ser atendida obligatoriamente por los ministerios.

El Perú y Ecuador son un ejemplo de cómo se puede pasar de conflictos armados a una de las relaciones más sólidas y activas del continente. Con la cita en Tumbes, los gabinetes ministeriales de ambos países se han reunido 13 veces, todo un récord continental. En el ámbito diplomático, estos encuentros permiten priorizar los temas de mayor relevancia y facilitar el seguimiento de los compromisos asumidos cada año.

Al margen de la creencia de que la diplomacia es solo discursos y promesas vacías, los mandatarios del Perú y Ecuador se han encargado de demostrar que las cumbres binacionales dan frutos concretos para la población. El presidente Vizcarra destacó que de los más de 90 compromisos asumidos en la anterior reunión, celebrada el 2018, más del 80% se cumplió y el porcentaje restante se encuentra en proceso de ejecución.

En esta nueva cita, el Perú y Ecuador suscribieron la Declaración Presidencial de Tumbes, con asuntos que abarcan el área productiva, comercio, inversión, turismo, ambiente, energía, minería, infraestructura y conectividad, entre otros.

Uno de los puntos más destacados por el Jefe del Estado peruano es el problema del agua en Tumbes, que impide la expansión de la frontera agrícola. En ese contexto, resaltó el compromiso de Ecuador de monitorear nueve cuencas, incluida la Puyango-Tumbes, para dejarlas libre de contaminación.

Además del uso racional del agua, se espera que con la construcción de la represa de Cazaderos se atienda la justa demanda de los agricultores de esa región fronteriza.

El Perú y Ecuador comparten el mismo legado y cultura andina; cuentan con costa, sierra y selva; hablan los idiomas español y quechua; y ostentan la herencia cultural española y mestiza; pero, sobre todo, tienen los valores democráticos que unen sus deseos de fomentar el desarrollo en favor de sus pueblos.