Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 7

de abril de 2020

Coronavirus diezma las residencias de ancianos

En España e Italia, los países más golpeados, pero también en Francia se multiplican las residencias de mayores diezmadas por el coronavirus, en una Europa de población envejecida instalada en el centro de la pandemia.

26/3/2020


"Cuando el virus entra en estos lugares, inevitablemente se vuelve una masacre, como desafortunadamente está ocurriendo en diferentes partes de Italia", advirtió el fin de semana pasado la Spi-CGIL, sección de pensionistas del principal sindicato italiano.

Quince muertos se registraron en un establecimiento en Gandino, cerca de Bérgamo, en una de las zonas más afectadas en Italia, anunció su director sanitario, Fulvio Menghini.

"Las residencias de ancianos son verdaderas bombas de relojería, que albergan a 500,000 personas mayores en condiciones frágiles con riesgo de ser infectadas", señaló la Spi-CGIL. Italia posee la población más envejecida del mundo por detrás de Japón.

Lo que podría explicar en parte que este país ostente la cifra más alta en el mundo de muertos por el covid-19, más de 6,000 según el último balance divulgado el lunes.

Un escenario similar tiene lugar en España, segundo país más tocado en Europa, donde "el Ejército en algunas visitas (a residencias) ha podido ver a ancianos absolutamente abandonados, cuando no muertos en sus camas", deploró el lunes la ministra de Defensa, Margarita Robles.

La fiscalía española abrió de inmediato una investigación, al igual que ya hizo la semana pasada tras conocerse que 19 ancianos murieron en una residencia en Madrid. En total, decenas de muertes se han registrado en varias residencias en todo el país.

 Sin visitas

En Francia, la epidemia "podría ocasionar más de 100,000 muertes en caso de una generalización que no nos atrevemos a imaginar", advirtió una de las principales federaciones del sector de las residencias de mayores, en una carta dirigida al Ministerio de Sanidad.

Los casos se multiplican en los Vosgos (este), donde veinte residentes de un establecimiento de jubilados murieron "en posible relación con el covid-19", anunciaron el lunes las autoridades.

Para evitar una hecatombe, el Gobierno español envió al Ejército a desinfectar las residencias y puso los establecimientos privados al control de las regiones.

Varios países han prohibido o drásticamente limitado las visitas, como en Italia, España, Francia y Luxemburgo, pero también en otros puntos de Europa central, así como en los Estados bálticos.