Tipo de cambio:

Compra: 3.343

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 20

de octubre de 2019

China y EE. UU. se enfrían, ¿fin de la guerra?

Era previsible. Mientras las manufacturas en China y EE. UU. se deprimen –variable cuyo desempeño, según los analistas, anticipa una recesión–, en el Perú acumuló dos meses de expansión. Creció 0.53% en junio y 6.25% en julio. El PBI peruano respondió acelerándose y se expandió 2.62% y 3.28%, respectivamente.

18/9/2019


José Luis Jaramillo

jjaramillo@editoraperu.com.pe

La guerra comercial ya ha empezado a afectar a los protagonistas después de impactar a los países emergentes durante año y medio.

¿Se acabará la pataleta? Debemos esperar entonces una pronta solución, pues las potencias están viendo diezmadas sus fortalezas macroeconómicas y la generación de empleo, lo cual resulta impopular, más aún en época electoral, como es el caso de EE. UU. Una recesión es una mala carta de presentación para cualquier candidato.

¿Se acabarán entonces los tuits manipuladores de los mercados financieros? Ese es otro tema. Ya tuvimos un dron que atacó un campo petrolífero en Arabia Saudí –que afectó a los mercados el lunes– y la amenaza de aranceles para Europa, que cobra vigencia tras ganar EE. UU. la batalla de subsidio en la OMC contra Airbus.

En conclusión, los mercados financieros seguirán volátiles, engrosando las arcas de sus titiriteros, aprovechando la débil psicología de los inversionistas de a pie que caen en el juego,. Así, los ricos se volverán más ricos, tal cual sostiene Robert Kiyosaki en su libro. Ello, no obstante, la mayor liquidez prevista para los próximos meses y una posible mejora de las bolsas.

Sin embargo, los mercados reales están mejorando en los países emergentes como el Perú, lo cual refleja que tenemos un buen mercado interno de soporte, hablando en términos bursátiles. La manufactura y la construcción han sostenido la economía durante estos meses en los que cayó la minería (solo creció 0.15% en marzo).

Con una guerra comercial agonizante o menos intensa se esperaría una recuperación de los metales y una mejora de los términos de intercambio, y, por ende, de los sectores primarios.

¿Entonces, es posible una expansión de 3% este año como lo prevé el MEF? No se descarta, más aún ahora que el PBI creció por encima de lo previsto en julio, pese a que las expectativas no son de las mejores.

Jurgen Klaric destacó, en una conferencia organizada hace un par de días en Lima, las amplias oportunidades de negocios en el Perú, puntualizando nuestras ventajas como el bono demográfico, el potencial turístico, nuestra posición geográfica, etc. Las oportunidades están ahí, solo hay que aprovecharlas. Es hora de confiar un poco más en nosotros mismos.