Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 26

de setiembre de 2020

Cerca de 6 millones de peruanos se reconocen como indígenas

El 51 % son mujeres a las que el MIMP reconoce su aporte al desarrollo sostenible del país

9/8/2020


En el contexto del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) reconoce el aporte cultural, económico, social, y político de las mujeres indígenas al desarrollo sostenible de nuestro país.

Señala que, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el Censo Nacional de Población de 2017, un total de 5 millones 984,708 personas se autoidentificaron como quechuas, aimaras o miembros de algún grupo indígena amazónico, y de esa cifra, las mujeres representan el 51.4 %, al sumar 3 millones 78,113 personas, integrantes de la población autoidentificada como indígena.

Mujeres indígenas

En el Perú, las mujeres indígenas enfrentan diversas formas de violencia y discriminación por razones de género y origen étnico, lo que limita el ejercicio de sus derechos individuales y colectivos. En el contexto de pandemia por el covid–19, esta situación se ve agravada y se traduce en la sobrecarga del trabajo doméstico y de cuidado, la falta de acceso a bienes y servicios esenciales, además de la disminución de sus ingresos económicos.

En las zonas rurales el panorama no es menos grave: además de afrontar los problemas habituales de la urbe, las mujeres indígenas enfrentan una serie de obstáculos como la suspensión de servicios públicos, la devastación de comunidades rurales debido a la propagación del virus, y la interrupción de la cadena productiva alimentaria que impacta especialmente a las productoras de alimentos a pequeña escala.

Compromiso
 
La Mesa de Trabajo para Promover los Derechos de las Mujeres Indígenas u Originarias, creada en 2017 en el Ministerio de la Mujer para atender las necesidades de este grupo poblacional, articula sus acciones con organizaciones del Estado e instituciones representativas de las mujeres indígenas, para impulsar propuestas normativas, con enfoque de género e interseccional, que protejan y garanticen sus derechos económicos, políticos, sociales, sexuales y reproductivos.

Además, y en cumplimiento de la Política Nacional de Igualdad de Género, ha promovido el trabajo conjunto con 21 sectores del Estado y los 25 gobiernos regionales para garantizar la participación en todos los espacios de toma de decisión, proteger su derecho a la tierra, promover su acceso a servicios de salud, a una educación intercultural, entre otras medidas para el pleno ejercicio de su ciudadanía, libres de violencia y de todo tipo de discriminación.