Tipo de cambio:

Compra: 3.274

Venta: 3.279


Año del diálogo y la reconciliación nacional
SÁBADO 23

de junio de 2018

DOCUMENTO FINAL ES IMPRECISO SOBRE CALENDARIO

Acuerdo entre Trump y Kim Jong-un deja interrogantes

Declaración no establece que la desnuclearización de península será verificable e irreversible.

13/6/2018


Sentosa,Singapur

AFP

Trump y Kim Jong-un celebraron ayer una cumbre histórica que desembocó en un acuerdo en el que Corea del Norte prometió una “desnuclearización completa”, pero que deja muchas preguntas sin respuesta.

Tras décadas de tensión por las ambiciones nucleares de Corea del Norte, el presidente estadounidense aseguró que el “proceso” podrá comenzar “muy pronto”.

La fórmula de la declaración conjunta es bastante vaga en cuanto a calendario y se remite a negociaciones ulteriores, que comenzarán a partir de la próxima semana y estarán dirigidas por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Reiterativo

El documento tampoco precisa que la desnuclearización será “verificable e irreversible” como reclamaba Estados Unidos, lo que podría interpretarse como un paso atrás de Trump.

“Kim Jong-un reiteró su compromiso firme e inquebrantable en favor de una desnuclearización completa de la península coreana”, afirma el documento.

“Corea del Norte no prometió nada más de lo que promete desde hace 25 años”, comentó Vipin Narang, profesor del Massachusetts Institute of Techonolgy. “A estas alturas, no hay ninguna razón para pensar que la cumbre desemboque en algo más concreto en materia de desarme”.

Incumplimiento

Analistas e historiadores creen que existe una posibilidad, pero recuerdan que el régimen de Pionyang tiene un historial de promesas incumplidas. En 1994 y en 2005 se cerraron acuerdos que nunca se aplicaron.

Para Richard Haass, presidente del centro de reflexión Council on Foreign Relations, “la declaración común firmada por ambos mandatarios en Singapur contiene simplemente aspiraciones: no hay definición de la desnuclearización, no hay calendario ni detalles sobre la verificación”.

Bruce Bennett, del centro de investigación Rand Corporation, señaló a su vez que “las reacciones del Gobierno de Corea del Sur hasta ahora sugieren que [Seúl] no se encuentra de acuerdo con todo esto”.

Invitado a Pionyang

El líder norcoreano, Kim Jong-un, invitó al presidente Trump, a visitarlo en Pionyang, durante su histórico encuentro en Singapur, y aceptó viajar a Estados Unidos, informó la agencia de noticias norcoreana.

“Los dos líderes aceptaron con mucho gusto las respectivas invitaciones, con la convicción de que será otra ocasión importante para mejorar las relaciones” entre ambos países, añadió esa fuente, anunció el medio estatal KCNA.

“Los dos países deberán comprometerse a abstenerse de hostigarse, y tomar medidas legales e institucionales para lograrlo”, añadió la agencia.