Tipo de cambio:

Compra: 3.341

Venta: 3.345


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 18

de setiembre de 2019

Acción multisectorial

Esta situación recurrente ha planteado retos al Estado para afrontarla con efectividad. Por ello, el Gobierno tiene como una prioridad la protección de las poblaciones vulnerables ante las heladas y el friaje.

24/5/2019


Como todos los años, durante la temporada de bajas temperaturas, la población de varias regiones de las zonas altoandinas y de la Amazonía de nuestro país sufre los efectos adversos de las heladas y el friaje. 

Se presentan problemas de salud, inclusive con pérdidas humanas, así como daños en los ganados y cosechas, que constituyen el principal sustento económico de estas poblaciones.

Estos problemas se intensifican por la condición social (pobreza y pobreza extrema), edad (niños y adultos mayores), estado nutricional (anemia y desnutrición crónica infantil) y ubicación geográfica de la poblaciones más expuestas a estos fenómenos, muchas veces por encima de los 4,000 metros de altitud.

Las heladas son un fenómeno que se presenta en la sierra cuando la temperatura desciende por debajo de los 0° C. Generalmente empiezan en abril y terminan en setiembre, alcanzando su periodo de mayor intensidad en junio y julio. El friaje es una masa de aire frío proveniente de la Antártida que ingresa por el sur del continente, y origina lluvias intensas y descenso brusco de temperaturas en la selva.

Esta situación recurrente ha planteado retos al Estado para afrontarla con efectividad. Por ello, el Gobierno tiene como una prioridad la protección de las poblaciones vulnerables ante las heladas y el friaje.

Se ha decidido incrementar considerablemente los presupuestos asignados a los sectores correspondientes para lograr al 2021 reducir la vulnerabilidad de las poblaciones más expuestas a estos fenómenos.

El Ejecutivo aprobó el Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2019-2021 que promueve una aproximación multisectorial a los territorios más vulnerables. Uno de los objetivos es la construcción de 50,000 viviendas térmicas mejoradas hasta el 2021, además de la ayuda inmediata que consiste en la entrega de kits de abrigo, campañas de vacunación, instalación de cobertizos para animales, entre otras acciones que forman parte de este plan multisectorial.

Este proyecto contempla la construcción de 8,000 casas mejoradas, la mitad de ellas en Puno, la región que más sufre los efectos de las heladas.

Debido a esto, en las últimas semanas hemos visto una actividad fluida de las diferentes instancias estatales involucradas en esta tarea. Por ejemplo, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) proporciona kits veterinarios e insumos a autoridades locales y comunales de las zonas afectadas para enfrentar la temporada de heladas en las zonas altas.

En tanto, el Programa Nacional Cuna Más, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), está distribuyendo kits de abrigo a los niños, gestantes y actores comunales de sus servicios de Acompañamiento a Familias (SAF) y de Cuidado Diurno (SCD).

Igualmente, el Ministerio de Salud (Minsa) refuerza las vacunas en la población y el Ministerio de Vivienda entrega casas térmicas. Se trata de un trabajo multisectorial a favor de la población afectada.