Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 21

de agosto de 2017

SUSANA BACA. CANTANTE

“El arte es la tabla de salvación del país”

Para reconocida artista afroperuana, Lima está camino a convertirse en una gran capital de la cultura.

13/8/2017


Cecilia Fernández

mfernandez@editoraperu.com.pe

Es una de las mujeres más celebradas, admiradas y honradas, no solo en el Perú, sino en el mundo; pero Susana Baca lo toma de la manera más humilde, transita calzando suavidad y sencillez, como lo demostró al recibirnos cálidamente tras una maratónica jornada de entrevistas sobre detalles y anécdotas de su último paso por Europa y el sinnúmero de actividades para las que es convocada.

Un viaje que la mantuvo alejada de su Cañete querido, donde hoy vive y desarrolla labor con jóvenes a quienes busca llegar por medio de la música para propiciar en ellos la auténtica revolución en sus vidas.

Conversamos brevemente sobre la actual coyuntura y su mirada se fija en la preocupación que sentimos los ciudadanos de a pie de alcanzar una sociedad que nos incluya a todos.

–Tomando tus palabras si la cultura es una suerte de termómetro, ¿cómo la mides en relación con el país? 

–Siento que, por un lado, con todo lo que se da en Lima, vamos camino a ser una gran capital de la cultura. El festival de cine, lo apoteósica que fue la Feria del Libro, no solo por la cantidad de gente que fue; porque no es solo que vayan y miren o escuchen las conferencias, sino que han comprado libros. Es como tener una esperanza.

Muchos dirán que solo sigue siendo Lima. 

–Claro, se da solo en la capital, me dirás tú, no se ve en todo el país, no es todo el Perú, es Lima; sigue siendo Lima... Yo, por ejemplo, estoy en el sur [Cañete], estoy viviendo entre la gente que no tiene una biblioteca, que no tiene una vida cultural, que no tiene nada. Y veo que en países como Argentina y Colombia, cada pueblito tiene su casa de cultura.

–En Cañete planteaste una propuesta, como un núcleo musical.

–Claro, claro… Una perlita, un maicito en medio del desierto.

Para formar mediante la música.

–Con la música trabajas con el espíritu y eso es transformador, muy valioso. Siento que la música puede ser un elemento liberador, de reflexión sobre tu vida, tus cosas. Creo que es un estímulo que te hace alejarte, por ejemplo, en el caso de los jóvenes, de la delincuencia, de esta sensación de frustración que tienen.

–Buscas, en todo caso, incorporar este núcleo para mejorar la sociedad.

–Claro, para mejorar la sociedad. Para mejorar al ser humano. Que ese ser humano pertenece a una comunidad y que puede impactar a otros. Con todo esto de las conversaciones que hemos tenido, me acordaba del trabajo que hace Vania Masías, por ejemplo, con los jóvenes, y que yo he vivido muy de cerca.

–¿Consideras que el arte en cualquiera de sus manifestaciones será la tabla para sobrellevar coyunturas no tan fáciles en la vida?

–Sí, sí… Yo lo veo así. Hay síntomas de esos rescates, por ejemplo, la escuela que mantienen los Yuyachkani. Ellos trabajan en barrios populares. Y trabajar el teatro ahí es meter a los jóvenes en aspirar a un mundo mejor, a un país mejor. Yo siento que el arte es la tabla de salvación de nuestro país, y no es una cosa que estemos diciendo que está fuera de lugar, lo hemos visto en Brasil.

Y en otros países.

–En Colombia han cambiado el fusil o un arma de agresión por una bitácora. Medellín se ha salvado, realmente se ha salvado, por el trabajo que han hecho sus autoridades. Y son ciudades salvadas de la violencia y el terror.

–Acabas de presentar un libro, fuiste parte de una cumbre iberoamericana, ¿cuál es tu reflexión también como exministra de Cultura?

–De cara a lo que vivimos, no sé si celebrar, pero espero que lleguemos al bicentenario con un país donde la población no se sienta discriminada, segregada. Eso, por ejemplo, sería la gloria; sería verdaderamente celebrar el bicentenario. Sentir eso, que eres parte de esta nación y que puedes sentirte orgulloso de las glorias que tiene este país.

–Tu retorno musical será en el Municipal, con una tradición que encierra tanto.

–Desde hace cuatro años no canto en el Perú. Me gustaría hacer una gira por todo el país y cantar en sus principales ciudades. He recorrido mucho el Perú, lo conozco como artista, como ministra, como ciudadana y me gustaría volver y repetir ese camino porque siento que el mensaje que puedo dar es que somos un país con dificultades, pero hay que tener la conciencia muy clara sobre el futuro. Soy una militante para que la gente tome conciencia, para que entienda que su voto es un privilegio.