Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 26

de setiembre de 2020

ENFOQUE LABORAL

¿Variaciones al trabajo doméstico? Parte II

La remuneración mínima que se debe percibir es la que se aplica al régimen laboral común que hoy alcanza el monto de 930 soles.

16/9/2020


Germán Serkovic

Abogado Laboralista


El texto aprobado que reemplazaría a la Ley N° 27986, norma que regula el régimen laboral de las empleadas del hogar, establece modificaciones en la forma en que se debe pactar la relación laboral. 

A su entrada en vigencia, el contrato de trabajo del doméstico deberá ser necesariamente escrito, en dos ejemplares con un contenido mínimo que se estipula administrativamente y que tendrá que ser registrado por el empleador ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) en un plazo no mayor de tres días de su celebración.

Los cambios fundamentales, sin embargo, radican en el alcance de los derechos y beneficios. Así, la remuneración mínima que se debe percibir no queda ya a criterio del acuerdo de las partes, sino que es la remuneración mínima aplicable al régimen laboral común que hoy alcanza el monto de 930 soles.

La retribución de la labor por horas tendrá como base un pago proporcional en función al mínimo vital.

El pago de la remuneración de la empleada del hogar, sea que tenga una periodicidad semanal, quincenal o mensual, deberá ir acompañada de la correspondiente boleta de pago, firmada por ambas partes en original y copia.

Desde un primer acercamiento al tema, estos requisitos parecen ser en extremo rigurosos si se toma en cuenta que la parte empleadora es, normalmente, el ama de casa.

La Ley N° 27986, aún vigente, dispone que los beneficios del servidor doméstico equivalen a la mitad de los aplicables al trabajador común, esto es, dos gratificaciones de medio sueldo, compensación por tiempo de servicios (CTS) a razón de quince días de remuneración por año y quince días de vacaciones remuneradas.

En la práctica, esta modalidad laboral tiene iguales derechos que los aplicables a la pequeña empresa y más generosos que los de la microempresa, pese a que el empleador no desarrolla actividades productivas.

Al regir el texto aprobado, se amplían los beneficios de la trabajadora del hogar hasta equipararse a los beneficios de los trabajadores sujetos al régimen laboral de la actividad privada, que son: dos gratificaciones de un sueldo, mismo monto por CTS y descanso vacacional por treinta días..