Domingo, 31 de agosto de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.842 US$ Venta S/. 2.845
Prevención del embarazo precoz
Sandra M. Agurto Soto Obstetra

El embarazo en las adolescentes se viene incrementando de manera alarmante en el país, lo mismo que en América Latina.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como embarazo adolescente al que ocurre entre los 10 y 19 años de edad, muy independiente de la edad ginecológica.
Se considera que esto se debe a múltiples factores, entre los cuales se podrían mencionar: la constitución de la familia, las condiciones sociales y culturales, y la desmedida y distorsionada información de los medios de comunicación.
El embarazo a cualquier edad constituye un hecho biopsicosocial de gran trascendencia, y en la adolescencia cobra mayor importancia por los riesgos que puede conllevar para el binomio madre-hijo.
El embarazo irrumpe en la vida de las adolescentes en momentos en que todavía no alcanzan la madurez física y mental o emocional, a veces en circunstancias adversas.
Tiene mayores riesgos maternos por carencias nutricionales u otras enfermedades, y un medio familiar poco receptivo para aceptar el hecho de asumir la protección de la gestante.
Los problemas que afronta una gestante precoz se resumen en:
–Se limitan las oportunidades de estudio y trabajo, puesto que la mayoría de las adolescentes embarazadas se ve obligada a desertar del sistema escolar, quedando con un nivel de escolaridad muy bajo que no le permite acceder a un trabajo digno.
–Se desencadenan matrimonios apresurados faltos de compromiso que conllevan, a corto plazo, a su ruptura; y una larga lista de repercusiones personales, sociales, económicas y sobre la salud de los hijos.
–Muchas veces se recurre a la interrupción del embarazo, mediante el aborto, sin conocer sus riesgos clínicos.
Las causas de los embarazos no deseados, entre otras, generalmente son falta de educación sexual o de acceso a los servicios de salud.
El Sector Salud, en el marco del Plan Multisectorial para la Prevención del Embarazo en Adolescentes 2012-2021, se ha propuesto como objetivo reducir la prevalencia del embarazo en adolescentes, fijándose una meta del 20%.
Sin embargo, resulta oportuno analizar las cifras contenidas en los Lineamientos Educativos y Orientaciones Pedagógicas para la Educación Sexual Integral publicados por el Minedu, donde se informa, entre otros ítems, que el 60% de tutores siente que no está capacitado para abordar la educación sexual.
Hay otros que no están convencidos de que deba impartirse la educación sexual.
Asimismo, el 50% de tutores estima que la principal limitación para el desarrollo de la educación sexual son los padres de familia, que se oponen a que esta sea impartida en la escuela.
La Ley Nº 29600 fomenta la reinserción escolar en caso de embarazo, toda vez que busca garantizar la equidad en la educación, prohibiendo expresamente la expulsión o limitación del acceso al régimen escolar a las alumnas embarazadas o madres.
Pero lo más importante es impulsar una propuesta curricular para desarrollar una cultura de prevención sobre embarazo precoz en las alumnas del nivel secundario.


Publicado: 24/12/2012
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: