Sábado, 26 de julio de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.784 US$ Venta S/. 2.787
Función y responsabilidad de la Sunat
José Antonio Arévalo Tuesta. Director del Centro de Planteamiento Estratégico, Ceplan

Uno de los órganos reguladores importantes para la economía del país viene a ser la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), adscrita funcionalmente al Ministerio de Economía y Finanzas, pero con autonomía económica, administrativa, financiera, funcional y técnica.

Son sus funciones administrar, recaudar y fiscalizar los tributos del Gobierno, excepto los municipales. También las aportaciones al Seguro Social de Salud (Essalud) y a la Oficina de Normalización Previsional (ONP). También propone al MEF la reglamentación de las normas tributarias y aduaneras, así como expide, según el ámbito de su competencia, disposiciones en materia tributaria y aduanera, estableciendo obligaciones de los contribuyentes.

La disposición de medidas que conduzcan a la simplificación del régimen y trámites aduaneros, así como el establecimiento de los procedimientos que se deriven de estos, forman parte de la responsabilidad que recae en la Sunat.

De los resultados de su gestión depende mucho el equilibrio que debe haber en el erario nacional, para proyectarse hacia el presupuesto nacional. Dentro del trabajo que realiza la Sunat figura la de sistematizar y ordenar la legislación e información estadística de comercio exterior, así como la vinculada con los tributos internos y aduaneros que administra.

Se puede decir que la Sunat viene a ser la columna vertebral de nuestra economía, teniendo también como atributos la de proponer al Poder Ejecutivo los lineamientos tributarios para la celebración de acuerdos y convenios internacionales. Además, emite opinión cuando esta le es requerida por los entes competentes del Estado.

Los contribuyentes deben saber que la Sunat tiene la obligación de darles facilidades en sus respectivos pagos, aplazamientos o fraccionamientos para el cumplimiento de la deuda tributaria o aduanera de acuerdo con la ley. Y de ser el caso, ejecutar medidas destinadas a cautelar los tributos que administra y disponer la suspensión de las mismas cuando crea conveniente.

Pero eso no significa dejar de cumplir con el encargo que el Estado le ha dado, es decir, ejercer los actos y medidas de coerción necesaria para el cobro de las deudas, así como mantener en custodia los bienes incautados, embargados y decomisados, efectuando el remate de los mismos, procediendo de acuerdo con su responsabilidad.

En estas fiestas de Navidad y Año Nuevo, la Sunat ha tenido mucho trabajo con el control y fiscalización de mercancías procedentes de la frontera, prevención que es importante por cuanto el contrabando deja cuantiosas pérdidas al tesoro, debido a que obviamente dejan de tributar.

Este delito se debe perseguir drásticamente, denunciar y sancionar a los contrabandistas por la defraudación de rentas de aduanas, defraudación tributaria, por tráfico ilícito de mercancías. Lo que se estaría haciendo simplemente sería aplicar medidas como resguardo del interés fiscal. La ley se ha hecho para cumplirla y todos los peruanos debemos acatarla.



Publicado: 06/01/2013
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: