Domingo, 20 de abril de 2014. Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático

Tipo de cambio: US$ Compra S/. 2.780 US$ Venta S/. 2.781
noticia principal
POLÍTICAS SOCIALES
La cooperación alimentaria de la ONU
Julián Buitrón Consultor de la FAO en el Perú

Con el objetivo de contribuir a reducir la pobreza, la inseguridad alimentaria y la desnutrición crónica infantil en el Perú, el Programa Conjunto de Infancia, Nutrición y Seguridad Alimentaria inició sus acciones en 2009, culminando a inicios de 2013.

Este programa fue puesto en marcha por el Sistema de las Naciones Unidas y estuvo orientado al fortalecimiento de la Estrategia Nacional Incluir para Crecer (antes En Crecer) e implementación a nivel regional y distrital.

Esta experiencia de trabajo conjunto de diferentes agencias fue desarrollada por Unicef, FAO, ONUDD, OPS y PMA.

Así se ha cumplido el mandato de un trabajo coordinado previsto en la Declaración de París y promovido activamente por el Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), creado a partir de la contribución del Gobierno de España para apoyar al Perú en la consecución de sus propios objetivos antes de 2015.

El programa fue implementado en un total de 65 distritos de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica y Loreto, buscando el fortalecimiento de las instancias de articulación y coordinación de lucha contra la desnutrición para consolidar programas y políticas efectivas en materia de seguridad alimentaria y orientar sus sistemas de información para la toma de decisiones precisas y oportunas.

De la misma forma que se respondió a la multicausalidad de la desnutrición crónica infantil, se buscó ampliar las capacidades locales existentes para reforzar el papel de los agentes de desarrollo regional y local de los distritos más pobres del país en el ámbito de la salud y la agricultura, principalmente. 

Se puso especial énfasis en el enfoque de derechos e interculturalidad a partir de un conjunto de actividades dirigidas a operadores de programas sociales y de salud, como a los portadores de derechos, es decir, la población.

Nada de esto hubiera podido hacerse sin el compromiso de aquellas autoridades que ven en la cooperación un actor más que acompaña los esfuerzos de tantos programas y políticas de lucha contra la pobreza en el país. 

Sin duda, el principal reto será ahora continuar con el camino iniciado por este programa, que las metodologías desarrolladas, capacidades instaladas y resultados se materialicen en políticas públicas sostenibles que sirvan para que los niños y niñas del Perú tengan acceso a una alimentación saludable, a un sistema de salud de calidad  y se desarrollen en un entorno con seguridad alimentaria.


Publicado: 16/05/2013
Twittear Compartir en Facebook Enviar por email
Conozca nuestro suplementos: